00. La au pair perfecta no existe

La au pair perfecta no existe


Cuando comentaba con la gente que estaba escribiendo una guía para au pairs, muchas veces me contestaban: “¡sí, una guía para ser la au pair perfecta!”, pero la au pair perfecta no existe, de la misma manera que la familia de acogida perfecta tampoco existe. Esta guía no pretende transformar a las jovencitas que lo lean en perfectas au pairs, excelentes cuidadoras y fuentes inagotables de juegos para entretener a los niños. Este libro tiene como fin explicar exactamente en qué consiste ser au pair ya que la diferencia entre lo que se imagina y la realidad puede ser tremenda. Es muy importante saber lo que te espera cuando llegas a tu destino, con tus maletas llenas y tus inmensas ganas de aprender y dar lo mejor de ti.


Esta guía te ayudará desde el primer momento en que decides ser au pair hasta el final de tu experiencia y la vuelta a tu país.

He escrito esta guía porque siempre me ha encantado el tema de au pair, además tengo la suerte de haber conocido las dos perspectivas de la experiencia ya que fui au pair cuando era más jovencita y siendo madre he tenido muchas au pairs en mi casa.

 

Ser au pair…


A los 18 años llegué a España como au pair a través de una agencia, me tocó una familia con dos bebés, mi trabajo consistía en limpiar toda la casa y pasar el día entero a solas con dos niñas de menos de dos años, aguanté tres semanas, cuando vi que pasaba tanto tiempo llorando como las pequeñas, decidí irme. Fui a casa de la representante de mi agencia y ahí estaba una madre que buscaba una au pair, dije que sí a todo lo que me proponía, primero porque mi nivel de idioma no me permitía entender demasiado, segundo porque no tenía adonde ir. Mi nueva HM (madre de acogida) no sólo me dio una casa y un trabajo, sino que me ofreció una familia. La niña que tenía que cuidar era la criatura más dulce que se puede imaginar, pronto conocí a los abuelos que me adoptaron como una nieta más, las hermanas de mi HM se convirtieron en mis hermanas, mi HD (padre de acogida) pasó a ser el padre con él que siempre había soñado. Tuve una maravillosa experiencia de au pair, la que deseo a todas. Años más tarde, vivo en la misma ciudad que ellos, son mi familia y la de mis hijos.

y tener au pairs


Cuando mi primer hijo cumplió cinco años, decidí que era hora que aprendiera inglés. A través de una página web encontré nuestra primera au pair, una norteamericana que le enseñó a mi hijo no sólo a hablar inglés sino también mil cosas sobre la vida en los Estados Unidos. Después de ella pasaron por nuestra casa muchas au pairs, la mayoría venían de países anglófonos, desde Nueva Zelanda hasta Canadá, en otros casos eran alemanas, danesas o finlandesas con un altísimo nivel de inglés. Intentamos que todas se sintieran “como en casa” con nosotros, con todas congeniamos muy bien y con algunas se estableció una relación tan fuerte que las consideraré siempre como hermanitas mías. Seguimos en contacto con muchas de nuestras “ex au pairs”. Tener au pairs ha sido para mis hijos y para mí una experiencia preciosa, diferente con cada au pair, pero fantástica con todas.

¿Por qué escribir esta guía?


He escrito esta guía para que cada joven que quiera ser au pair pueda disfrutar de esta maravillosa experiencia, hay momentos duros donde hay que pelear y saber defenderte, pero hay también momentos preciosos que hay que saber apreciar.

Ojalá este blog (o el libro) te ayude a disfrutar plenamente de esta fantástica aventura.


► GRACIAS POR TU COMENTARIO, 100% AU PAIR ES TU VOZ ◄

2 comentarios:

  1. Sofía16/2/16

    Yo sí que soy la au pair perfecta!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/7/16

    Me gusta mucho tu blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...